viernes, 11 de enero de 2008

La familia como eje del Equilibrio Social.

LECTURA TOMADA DE DOCUMENTO EN LINEA. PARA SU ANALISIS Y REFLEXION

LA FAMILIA

La familia supone una profunda unidad interna de dos grupos humanos: padres e hijos que se constituyen en comunidad a partir de la unidad hombre-mujer. La plenitud de la familia no puede realizarse con personas separadas o del mismo sexo.

Toda familia auténtica tiene un "ámbito espiritual" que condiciona las relaciones familiares: casa común, lazos de sangre, afecto recíproco, vínculos morales que la configuran como "unidad de equilibrio humano y social".


La familia tiene que equilibrarse a sí misma. De esa manera enseña el equilibrio a los hijos. Ese equilibrio de la familia va a contribuir al equilibrio social.


La familia es el lugar insustituible para formar al hombre-mujer completo, para configurar y desarrollar la individualidad y originalidad del ser humano.


¿Por qué es tan necesaria e importante la educación familiar?

Biológicamente.- Todo niño nace absolutamente inseguro, necesitado e incompleto. Cualquier cervatillo y nada más nacer se pone de pie y el ser humano tarde un año –aprox.- en andar.

Psicológicamente.- En la medida en que un cerebro está más evolucionado más tiempo necesita para educarse y desarrollarse hasta llegar a la edad adulta. Porque tiene mayor número de zonas finas en toda su personalidad. No puede vivir sin la ayuda del adulto, sin la formación. Su autonomía la alcanzará tras un largo proceso: lactancia, niñez, adolescencia. No basta el hecho biológico. Necesita desarrollar su inteligencia, voluntad, armonía, autonomía, autoestima: Nadie es nada si no se quiere a si mismo y nadie que no se quiera a si mismo puede querer a los demás. La autoestima es el motor del hombre. Esto solo lo logra en el Claustro protector de la familia. Los niños que crecen privados de un ambiente familiar, aunque crezcan físicamente, las deficiencias: psicológicas, afectivas, emocionales intelectuales y sociales son clarísimas.

Sociológicamente.- El influjo de los padres es imprescindible. El niño aprende a saber quién es a partir de su relación con sus padres -personas que le quieren-. Nadie puede descubrirse a si mismo si no hay un contexto amor y de valoración. Proporcionan el mejor clima afectivo, de protección...El niño aprende a ser generoso en el hogar. Protección, seguridad, aceptación, estima y afecto. Cinco aspectos que debe aportar la familia a todo niño. Lo que aprende el niño en la familia es determinante.


Tres anillos de formación de la persona:
Familia
Colegio
Sociedad. Es el que hoy tiene más poder. Absorbe a los otros dos anillos. Es necesario que los dos primeros anillos se unan y apoyen juntos. La sociedad educa hoy, sobre todo a través de la TV, la calle, los amigos.

Muy importante: ver la TV con los niños y ayudarles a ser críticos frente a todo lo que nos ponen en la tele.Sin darnos cuenta se nos pegan los modales de la sociedad si no luchamos contra ellos, como se pega el olor a tabaco en el pelo y la ropa si estamos con personas que fuman..
El niño llega a ser alguien por la consideración, aprecio y valor que le dan los demás.

NADIE PUEDE SER UNO MISMO SI NO ES ALGUIEN EN SU CASA
La familia hoy más que nunca es la mayor fuerza personalizante contra la domesticación y el espíritu borreguil que amenaza al mundo de hoy. Mucha gente cree que es libre, nadie que no luche por su libertad es libre. Compran lo que les mandan, hacen lo que les mandan..

Gran interrogante::la falta de interés por la cultura y la formación. La verdadera cultura es la de la libertad, la de ser uno mismo. Se aprende a ser libre en la familia.
La familia: comunidad de personas creadas sobre el sólido fundamento del amor y no puede realizarse nada pedagógicamente sino a través del amor.

El vínculo de la sangre debe dar paso a otros vínculos más espirituales: el respeto, el amor, la felicidad, el disfrutar de la vida juntos, el ayudarse. Nuestros hijos nos brindan cada día ya a cada momento la oportunidad de convertirnos en los padres que hubiéramos querido ser.

En una familia sana todos recuerdan a todos sus virtudes y en las familias enfermas se está esperando para reprochar los defectos y limitaciones y hacerlo públicamente.

El ejemplo vivo de lo que somos es la única forma importante de influir en los demás
La sociedad es el desarrollo de la familia

La primera palestra de la virtud está en la familia
Todos los pueblos hostiles a la familia terminan por un empobrecimiento del alma.

EDUCAR PARA LA FELICIDAD

La felicidad es posible en esta vida.

Es una cualidad de la propia conciencia y se manifiesta en proporción directa a la capacidad de ser conscientes de hacernos cargo de nosotros mismos y de lograr paz y alegría interior como una constante. Se nota en que tenemos amplitud de conciencia. En la medida en que caben más personas en nuestro corazón somos más felices. El problema es que el malo es además tonto.
El egoísmo, la preocupación, el temor y la culpa, empequeñecen la capacidad de la conciencia. Hacen al hombre un enano mental. A medida que abrimos la mente y el corazón y nos identificamos con algo que vaya más allá de nuestros intereses, dejamos de mirarnos el ombligo, entonces podemos ser más felices.

Cubrir, incluso nuestra penas, con amor, somos más felices.

Al sentir la felicidad amamos más a todos, empezando por nosotros mismos.

El pasar de lo personal a lo universal es la clave de la felicidad.

En las fases de depresión o tristeza la persona se niega a hacer algo por los demás y se encierra en si misma.. La conciencia se reduce hasta el punto de que sólo cabemos nosotros. Nuestra sensiblidad hacia los demás desaparece y vamos labrándonos nuestra propia desgracia.

La felicidad no se adquiere nunca de manera definitiva, se va liberando constantemente.

Esta felicidad no es satisfacer una serie de necesidades, es algo más profundo y más amplio..

La actitud abierta a los demás nos produce una energía positiva, una capacidad de hacer, de movernos. Estas personas se distinguen porque tienen gozo y energía exultante. No les llega la depresión. Ej. . Madre Teresa de Calculta.

Tres tramos para llegar a la felicidad:

Hombre y mujeres cuya vida se desenvuelva casi exclusivamente en el plano de los instintos, lo que pida el cuerpo, aferrados al egoísmo. Estas personas son fatalistas: para qué van a hacer nada, porque no pueden cambiar su destino.

Personas con más capacidad de percepción y piensan que todo tiene una causa y es el esfuerzo y la acción lo que diferencian a las personas. Si uno se esfuerza consigue mejores objetivos. No van más allá de lo material, personal y familiar, expresan su dignidad por medio de su inteligencia y no de sus músculos. Uno es algo más que los propios instintos.

Personas convencidas de que pueden obtener cuánto se propongan si lo emprenden con entusiasmo, si saben comprometerse con realidades de sus semejantes. Estas personas ya intuyen que la felicidad tiene su origen en el interior del hombre y que no dependen de aspectos exteriores. Tu felicidad está dentro de ti. La tienes que cultivar tú. La felicidad auténtica es no condicionada. Si no tengo salud no soy feliz, si no tengo..... no soy feliz. Su vida está en contacto con los demás y en disposición de ayudar a los demás, en el terreno personal y profesional.

Las personas de este nivel tienen una felicidad ósmica, el contacto con ellas nos cambia la vida. Transmiten felicidad., fuerza, vida. Viven para los demás. Viven en las Bienaventuranzas, están en la gran arteria del amor universal. Están divinizadas. Su vida es ayudar a otros. Apenas tienen altibajos emocionales, tienen gran ecuanimidad. Las personas de este grado son generadoras de felicidad. Nada las abate.


PENSAMIENTOS FLASH PARA LA FELICIDAD

La felicidad está dentro de ti. No la busques en lo exterior

Sólo puedes elegir tu manera inteligente y sensata de caminar por la vida. Elige bien los ingredientes: madurez, sabiduría, discernimiento, ecuanimidad, amor.

Deja el pasado negativo en el pasado y no trates de cambiar a los demás sino de cambiar tú respecto de las personas y las cosas.
Tu felicidad dependerá siempre de la cantidad de tus dependencias, a menos dependencia más felicidad.

Culparte y culpar, preocuparte y preocupar mal camino. Mejor reflexiona y ocúpate.
Feliz si, pero hoy, ahora, en este momento, totalmente feliz.

Tú eres tu mejor obra creativa, créate a ti mismo cada día.

No te quedes en ti, amplía sin límites tu corazón, tu conciencia, tanto que todos los seres humanos

Quepan en tu corazón
.

Tu camino y tu meta son una misma cosa. Son amor, servicio la felicidad una consecuencia de ello.

Crea siempre horizontes de esperanza para ti y para los demás, no seas un cenizo, siempre hay salida. .

La alegría es el oxígeno del alma, respírala siempre de manera espontánea y contágiala a los demás.

Acéptate, reconoce tus limitaciones pero crece y camina, no te pares.
Eres dueño del universo, de la noche y del día, de los bosques, del mar y de la tierra. Hazlos tuyos en un abrazo de amor a todas las criaturas.

Eres tú quien pone los caballos de potencia al motor de tu vida. Los caballos son tus pensamientos, tenacidad, tu esperanza. Eres y te conviertes en lo que piensas. No seas idiota.
No confundas bondad con estupidez, no permitas que te chantajeen, te manipulen o te organicen la vida, tu eres el dueño de tu destino.

Decide tú la actitud que quieres tener hacia la vida. Dale un significado. Elige la felicidad como única alternativa posible.

Escoge a personas agradables que te contagien la felicidad.. .

Encierra el hacha primitiva del rencor, odio, venganza, resentimiento, pertenecen a la Prehistoria.

Comprueba por ti mismo lo que se siente al compartir, al dar.
Pon todo tu esmero en la conquista de los enemigos internos, libérate de las dependencias emocionales.

EDUCAR EN VALORES HUMANOS

La acción educativa es una orientación del niño hacia el mundo de los valores.
El niño tiene que responder a la pregunta ¿quién soy yo?.
Es imprescindible un sistema de valores que sirva de referencia.
Son los valores los que decidan si un joven va a optar por:

Tenacidad, sacrificio, compromiso..<<<<>>>> drogas, juerga, lo que le pida el cuerpo.
Si va a optar por el orden y la disciplina o se va a oponer a ella.
Si va a pasar del ¿qué dirán? O va a ser un esclavo del ¿qué dirán?
El hombre aprende a estimarse en la medida en que respeta y lucha por los valores en los que cree.

Detrás de cada persona hay un trasfondo que nos dice si algo importa o no importa, vale la pena o no vale la pena y continuamente estamos valorando cosas, hechos y personas y con estos juicios de valor no hacemos más que manifestar nuestras preferencias. Las personas del primer tramo tendrán valores muy primitivos: comer bien, dormir bien, tener dinero, buen coche...

El orden moral es el que hay que establecer para ordenar los valores de cada persona. Se priorizan unas cosas y se desestiman otras por la escala de valores. Esta escala de valores marca el camino a seguir. Toda educación es educación moral porque enseñamos a comportarnos como hombres o mujeres. Enseñar pautas de conducta que hagan que no estemos divididos entre lo que pensamos y lo que hacemos. Debemos enseñar a distinguir el bien del mal. El niño tiene una gran capacidad para imitar. Gracias a esa imitación aprende a ser hombre haciendo suyas las pautas que ve. Hay modelos humanos dignos de imitar y modelos que no se deben imitar.

Cuando no hay valores de referencia para imitar no tenemos persona. Hay una persona dispersa, dependiente del exterior y esclavizado.

PAUTAS PARA EDUCAR

Dar sentido a los acontecimientos de la vida y ayudarle a entender sus motivaciones apelando a sus propias convicciones.

Ofrecer modelos de comportamiento para imitar los valores que consideramos razonables.

VALORES DE SIEMPRE DE LA FAMILIA:

ALEGRÍA.-

RESPETO.- Trátale como si ya fuera tan buena persona como tú quisieras que sea; dejar que el otro sea él mismo. "Eres tonto", se convierte en realidad.

AMOR.- Como algo permanente. "Como no has aprobado ya no te quiero". Un niño necesita la seguridad en el amor para tener confianza en si mismo.
HONRADEZ.- Que los demás puedan confiar en nosotros

VALENTÍA Y VALOR.- Tesón, saber encarar las cosas, afrontar las dificultades. El no carecer de nada es un lastre en la educación. En la medida en que estás haciendo lo que no te gusta pero te conviene , en esa medida te estás formando.

ESPERANZA.- Actitud mental positiva, creer en lo que se está haciendo.

GENEROSIDAD .- Deseos de hacer el bien, de salir de uno mismo, de ayudar a los demás.

DAR SENTIDO A LA VIDA .- Espiritualidad, mete a Dios en tu vida.

EDUCA A TUS HIJOS EN VALORES .- No admitir que los demás le programen el cerebro.. Si no le educas tú , le va a educar la calle, la tele...

LA SAGACIDAD .- Estar bien despiertos y descubrir las alarmas de la sociedad: la droga...
¿Dónde se está formando a la juventud? ¿Qué programa de TV habla de estas cosas?. Todos por el mismo lado, por la misma ruta...No se está sembrando esto. Si no sembramos no recogeremos. Hay que salir a sembrar con entusiasmo que nada ni nadie pueda contra nosotros. Nuestra capacidad de soñar no se puede acabar... ¡ Formemos un frente de soñadores que consiga una familia mejor, una sociedad mejor, un mundo mejor !